lunes, 20 de octubre de 2014

La vida en la huerta

He querido reflejar en este escrito mis experiencias juveniles de la vida en la huerta tal y como la veía yo, que como he dicho no me gustaba nada. Era una vida dedicada únicamente al trabajo con la ilusión a las personas mayores de que llegase el domingo o día de fiesta para ir a la taberna a beber vino y a cantar. Los que no teníamos edad para trabajar, teníamos una frase clásica, “en mi casa no comemos pero nos reímos más”, y en invierno nos refugiábamos en algún portal de la calle mayor solos o con chicas de confianza para escapar del cierzo y allí nos reíamos de una mosca que pasaba. Teníamos por costumbre pedir a nuestros padres “el pré” o sea la paga y con esto nos comprábamos algún chupón de caramelo y a veces nos llegaba para ir al cine. Eso sí, los Padres Capuchinos habían montado un cine que era muy barato, pero si ibas por la mañana a misa antes de ir a la escuela, ellos repartían una Asistencia para entrar gratis al cine, eso sí, cada semana era distinto día. Así que la solución era ir todas las mañanas a misa hasta que repartían la Asistencia. Nota: el “pré” era la paga que les daban a los soldados franceses los domingos cuando nos invadieron y como tuvieron guarnición en Sangüesa y estuvieron creo varios años, nos quedó esa palabreja para satisfacer nuestros caprichos infantiles. ¡MUY IMPORTANTE! He colocado en la Web http://www.historiadesanguesa.es/ la casi totalidad de mis trabajos realizados durante 26 años.. Se compone de 48 carpetas con muchas bases de datos, miles de documentos originales escaneados, Estadísticas y sobre todo los archivos de Nacidos y Bodas desde 1900 hasta 1574 y los Difuntos desde esta fecha hasta el año 2000. De esta forma todos los oriundos de Sanguesa, Rocaforte y Peña pueden construir su árbol genealógico y los que procedan de otros pueblos recurrir a los Mormones que también figuran. Se acompaña plantilla para realizarlo. Es de resaltar las carpetas de Bascones, Topónimos, crónica del Califa Abderrahman III en árabe y castellano y sobre todo la gran inundación de 1787.Si en algún caso veis duplicado algún archivo, tiene que ser anterior a 11 de junio de 2009, pues a mis 86 años ignoraba colocar imágenes en el blog y alguno he repetido para colocar el documento original con box.net que cada dia se lo bajan cuatro o cinco seguidores. Espero que disfrutéis ojeándolo, lo mismo que yo he hecho informatizándolo. Pedro Belascoain Cemborain.



1 comentario:

Pilar [PALEL] Arguiñáriz dijo...

Me ha gustado enterarme, al fin, de por qué nuestra paga de domingo siempre ha sido "el pré" (que no se me olvide contárselo a mi hermana).
Por otro lado, yo soy de las de la Guasch, trabajé allí desde el año 73 al 78.
Cotilleando me encuentro que aún sigue activa en Capellades, en su historia, en el año 1975 recoge: http://www.guasch.es/#/historia/1975.
Si bien la Papelera y la Guasch hicieron que las huertas se abandonaran mayoritariamente, trajeron a las familias mucho bienestar y tranquilidad.