lunes, 26 de diciembre de 2011

El Olentzero


El Olentzero

Todavía lo recuerdo. Mi esposa y mi hijo estaban preparando la cena de Navidad y de repente que allá a lo lejos, se oía un barullo , salimos al balcón y vimos acercarse a Alberto Aisa el Incombustible chistulari y todos los demás componentes de la Agrupación que venían tocando y una gran cantidad de gente. Aparecieron en dos hileras entrando en la plaza del Árbol y llevaban unos mozos  al hombro al Olontzero , ya lo sabéis, es un viejo gordinflón sentado en una silla y rodeado de crios y detrás varios remolques llenos de pequeñines también todos alborozados .Eran los peques de la Ikastola y otros. Esta fiesta es típica de la Montaña de Navarra,zona del vascuence. Así desfilaron por debajo de nuestro balcón, por el Balate camino de la calle Mayor. Los que no estábamos guisando aprovechamos a ir corriendo detrás de la comitiva para ver el ambiente. La calle Mayor estaba rebosando, pues hay que pensar que todos los niños iban acompañados de sus padres y los demás acudían a ver el ambiente. Era una buena noche esa Noche Buena y apetecía pasear por la calle. Recuerdo que al volver a casa nos pasamos por la Plaza Santiago y vimos el Belén tan precioso que habían montado las mujeres de la Parroquia encargadas de hacerlo. Después la cena. Antes los cuatro nietos nos dieron una sesión de teatro infantil que nos hizo reír y así todo era felicidad y alegría, como es preceptivo y es lo que  nos deseamos cuando nos felicitamos la Navidad. La cena fue relativamente rápida pues yo quería ir a la Misa del Gallo a oír la Pastorela que todavía recuerdo de mi niñez, el tocar de la zambomba, los timbales , las castañuelas, el pom pom del órgano y sobre todo el Incarnatus Est cantado a sólo , esta vez creo que era por Oses, emocionante.
De verdad que por muy mayor que te hagas, estos recuerdos siempre están a flor de piel en la memoria, lo cual es una bendición de Dios.

1 comentario:

Pilar [PALEL] Arguiñáriz dijo...

:-) Pues sí, hay cosas que no se olvidan y quedan grabadas en la memoria.
Seguramente yo formaría parte de esa gran cantidad de gente :-)
Un abrazo y una buena entrada de Año Nuevo.